Fira de Santa Llúcia, la feria navideña más antigua de Barcelona.

Fira de Santa Llúcia, la feria navideña más antigua de Barcelona.

Cada año más de 200 paradas llenan la Plaza de la catedral en la Feria de Santa Llúcia, la principal feria navideña y la más antigua de Barcelona, con la que se da la bienvenida a época navideña en la ciudad Condal.

 

La feria de Santa Llúcia está documentada desde el año 1786, siendo la feria navideña de más larga tradición en la ciudad de Barcelona y la más antigua que gira en torno al mundo del pesebre, aunque aquí se puede encontrar cualquier adorno navideño desde árboles, figuras para el belén, muérdago, artesanía, el tradicional “Tió” y los famosos “Caganers”.

Ubicada desde siempre en la Plaza Nova, en el corazón de Ciutat Vella, frente a la Catedral de Barcelona, la feria de Santa Llúcia es la principal de la ciudad y se celebra cada año a finales de noviembre o principios de diciembre, siempre antes del día de Santa Llúcia el 13 de diciembre, y permanece hasta el día 23 de diciembre.

En sus 231 años a permanecido inalterable, ni la epidemia de fiebre amarilla que asoló la ciudad en 1860 ni la Guerra Civil impidieron su celebración.

Santa Llúcia

ARRIBA: La Plaza Nova a rebosar de público en el mercado de Santa Llúcia. | Copyright © Miguel Galmés

Inicialmente la feria de los Belenes se celebraba durante tres días y sólo se vendían figuras para pesebres, mientras que los musgos se encontraban en unos puestos a parte ubicados en las escaleras de la Catedral. Con el tiempo, el aumento de la tradición por los pesebres y el aumento de puestos hizo que ambas ferias se uniesen.

La Feria se ha convertido en un emblema navideño del barrio donde se celebra y de la ciudad en general, en la que muchas de las paradas se han heredado de padres a hijos, estableciéndose una relación entre los feriantes y el público que cada año acude.

ARRIBA: Fira de Santa LLúcia con las torres de la Catedral al fondo. | Copyright © Miguel Galmés

Las paradas se agrupan en cuatro sectores. El de los pesebres, con sus complementos decorativos como hierbas, musgos, cuevas,  y figuras, donde la figura estrella no es el niño Jesús, sino la del Caganer. Esta figura, de tradición catalana, representa a una persona haciendo sus necesidades. La versión más tradicional del caganer lleva una camisa blanca, chaleco, pantalón negro, faja y barretina, pero su popularidad es tal que cada año los personajes más destacados, políticos, famosillos y artistas son inmortalizados en esta figura, convirtiéndose ya en un artículo de colección.

ARRIBA: Puesto de pesebres. Puedes ver más fotos en la galería. | Copyright © Miguel Galmés

ARRIBA: Figuras para el pesebre en uno de los muchos puestos dedicados en la Fira de Santa Llúcia. Puedes ver más fotos en la galería. | Copyright © Miguel Galmés

ARRIBA: La figura por excelencia del pesebre catalán, el “caganer” en uno de los varios puestos que siempre está lleno de público. Puedes ver más fotos en la galería. | Copyright © Miguel Galmés

ARRIBA: Personajes de todos los ámbitos son inmortalizados en forma de caganer. Puedes ver más fotos en la galería. | Copyright © Miguel Galmés

En la sección de verde y vegetación se venden árboles naturales o artificiales, ramas de eucaliptos, corteza de corcho, muérdago y el tradicional Tió, un pequeño tronco con dos patas y cara sonriente con barretina que se coloca en las casas en época navideña tapado con una manta y se le da de comer hasta que llega el día de navidad. Entonces los niños de la casa, mientras cantan la canción del “Caga Tió”, lo golpean con bastones hasta que, bajo la manta, cague los regalos.

ARRIBA: Puesto de “Caga Tiós”. | Copyright © Miguel Galmés

ARRIBA: Detalle del Cata Tió. | Copyright © Miguel Galmés

ARRIBA: Caga Tió gigante en el que los niños hacen “cagar” regalos mientras cantan a su alrededor.  | Copyright © Miguel Galmés

Santa Llúcia

ARRIBA: Elaboración de adornos florales en uno de los puestos del mercado. | Copyright © Miguel Galmés

Santa Llúcia

ARRIBA: Uno de los puestos dedicados a plantas navideñas. | Copyright © Miguel Galmés

En el sector de la artesanía se encuentran toda clase de productos artesanales, ropa, bisutería, decoración y regalos. Y por último el sector de la música, donde encontramos instrumentos musicales de la tradición navideña.

ARRIBA: Más de 200 puestos se dan cita en el Mercado de Santa LLúcia. Puedes ver más fotos en la galería. | Copyright © Miguel Galmés

Santa Llúcia

Puedes ver más fotos en la galería. | Copyright © Miguel Galmés

ARRIBA: Instrumentos musicales típicos de navidad.  | Copyright © Miguel Galmés

La Feria de Santa Llúcia es el lugar perfecto para encontrar ese adorno navideño que no se encuentra en ningún lado o quizá algún regalo de Reyes o Navidad de última hora y sentir el espíritu navideño. Eso sí, hay que ir preparado para las multitudes.

Santa Llúcia

ARRIBA: Paciencia para visitar los puestos navideños.  | Copyright © Miguel Galmés

Santa Llúcia

Desde  UNA EXCUSA PARA VIAJAR os deseamos Felices Fiestas.

 

Barcelona, diciembre 2017
Más fotos en la galería y Flickr,
Puede seguirme en Facebook e Instagram.

Sin comentarios

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies