¿Qué mochila llevo?

La mochila es una de esas cosas importantes de un gran viaje y a la que no siempre se presta la atención que se debería, máxime cuando ésta va a ser tu casa durante todo el viaje.

Uno podrá pensar: ¿por qué no viajar con una trolley?. Sería una opción cómoda y no acabaría con nuestra espalda y hombros, pero…¿Te imaginas yendo a un trekking o por caminos de tierra o piedras con una trolley?. Resumiendo: olvídate de hacer actividades al aire libre o tener movilidad con una maleta con ruedas.

¿Y una trolley que tenga asas para colgártela a la espalda?. Descartado si la vas a llevar mucho a la espalda debido que pesan más que una mochila y a que no están preparadas para repartir el peso adecuadamente.

Para intentar que tu equipaje no se convierta en un paso de semana Santa durante el viaje ha de cumplir con las tres reglas de oro:

  1. Ha de ser práctico.
  2. Ha de ser cómodo.
  3. Ha de ser lo más ligero posible.

En nuestro caso siempre hemos viajado durante dos o tres semanas llevando lo justo (aunque realmente siempre sobra) con una mochila de marca QUECHUA de Decathlon de 40L que era suficiente.  Pero…Siempre hay un pero. Esta mochila, que para un viaje de 2 ó 3 semanas es suficiente, fallaba en la comodidad. La espalda era acolchada, si, pero cuando se llevaba durante un rato prolongado dejaba de ser cómoda y las cintas de hombros y cadera iban cediendo y uno tenía que estar cada cierto rato ajustándose. Además, uno no lleva lo mismo en un viaje de un par de semanas que en un viaje largo. ¿ O sí?. La respuesta es SÍ, pero uno no se da cuenta hasta que ya está viajando.

LA MOCHILA

La búsqueda de una mochila más cómoda y con algo más de capacidad comienza cuando sabes que vas a estar fuera mucho tiempo y la comodidad prima por encima de todo. No puedes estar cada dos por tres ajustándote las correas ni notando todo el peso de la mochila en los hombros. Se supone que un 70% del peso de la mochila debe recaer en nuestras caderas y el 30% restante en nuestra espalda y hombros.

A partir de aquí la variedad es amplia. Hay mochilas que cumplen esa regla, otras que por su fabricación sólo reparten el peso entre la cadera y hombros (nuestra vieja mochila) y otras que te destrozan la espalda.

Entonces comienza el periplo de buscar mochilas que cumplan con las tres reglas y creedme, la mochila perfecta no existe. Lo que tiene una no lo tiene la otra, así que al final en nuestro caso primó la comodidad a la practicidad.

Buscábamos una mochila de entre 40L – 50L y sobre todo que la espalda fuera ergonómica y acolchada. Después de ver varios modelos tuvimos la oportunidad de probar una en la que su respaldo se adaptaba a toda la espalda por medio de una malla y un cinturón que se agarra a la cadera con fuerza, demasiada fuerza.

Esta mochila es la Osprey Atmos 50G, y será nuestra casa durante el viaje. Con un respaldo que consiste en un panel de malla flotante que se adapta a la espalda, mejorando la comodidad, y hace que el peso se reparta por ella y facilite la ventilación. Además el sistema de ajuste del cinturón ofrece una impresionante sujeción y control de la carga.

Lo malo, la falta de cremalleras para el acceso rápido al compartimento central y que no se aguanta en pie debido a la forma de la base. Lo bueno, es increíblemente cómoda de llevar.

 

 

ACTUALIZACIÓN 2019

Después de casi un año viajando con la mochila podemos dar fe de lo robusta que es, con una construcción y un tejido muy fuertes. Su gran capacidad llega a ser un problema. Hemos llegado a cargar en ella hasta 20 kg. Un peso que una vez atada a la espalda no se nota demasiado pero al ponértela o manipularla en ell suelo sí. 

Como cosa negativa diremos que el tamaño es un problema a la hora de viajar en avión ya que no es posible llevarla en cabina.


MOCHILA DEL DÍA A DÍA Y MOCHILA FOTOGRÁFICA

Además de esta mochila llevamos otra mochila de 20L cada uno para el día a día, una normal de QUECHUA y otra mochila de fotografía donde llevar todo el material. Después de mirar y buscar mucho, la elegida es LOWEPRO, modelo Flipside Treck que permite almacenar, además del equipo fotográfico, ropa o utensilios para el día a día en un compartimento a parte.

Flipside Trek BP 450 AW | Lowepro

Flipside Trek BP 450 AW | Lowepro (Fuente: www.lowepro.com)

 

ACTUALIZACIÓN 2019

Mochila de gran capacidad en la que transporto todo el equipo fotográfico (2 cámaras mirrorles con lentes puestas, 3 lentes más, grip, cargadores y baterías, 2 filtros circulares (los filtros cuadrados si no los voy a usar se quedan en la mochila grande). Además suelo llevar una chaqueta fina, botella de agua, libro y en algunas salidas puedo llevar algo de ropa para algunos días. Y lo mejor, su tamaño permite llevarla en cabina durante los vuelos.


 

Puedes seguir nuestro viaje en facebook e instagram.

Sin comentarios

14 − 12 =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies