Castillo de Predjama, el castillo en una cueva más grande del mundo.

Castillo de Predjama, el castillo en una cueva más grande del mundo.

Oculto en lo más profundo de la región del Karst de Eslovenia, el pintoresco y desafiante castillo de Predjama se levanta sobre un sistema de cuevas encaramado a un acantilado desde hace 800 años, lo que le otorga ser el castillo más grande del mundo construido en una cueva y el único que sigue en pie.

 

 

Aunque a simple vista pueda parecer normal, lo que hace especial a este castillo es el echo de que una parte importante del mismo se oculta en el interior de la cavidad de un despeñadero de 123 metros de altura sobre el lugar donde se infiltra el arroyo Lokve, una obra maestra de la ingeniería medieval que consta de seis plantas y en el que se solapan los vestigios románico, gótico y renacentista.

El castillo de Predjama fue mencionado por primera vez con el nombre alemán de Luegg, como propiedad de los nobles del Patriarcado de Aquileia allá por el siglo XIII, aunque su historia se remonta a un siglo antes, y pese a tener un aspecto inexpugnable, varios acontecimientos demuestran que no siempre pudo defenderse. En el siglo XIV los austriacos se adueñaron de él hasta que en 1398 fue sitiado e incendiado. Más tarde, los caballeros de Lienz se convirtieron en propietarios y volvieron a dar vida al castillo.

predjama

Predjama Castle photography series, Slovenia 2011

Una vida difícil, cruel y peligrosa en la que, sin embargo, el castillo ofrecía a sus huéspedes un lugar seguro al que sólo se podía acceder tras pasar un puente levadizo, como lo hacen hoy los 100.000 turistas que cada año lo visitan, convirtiéndolo en uno de los monumentos más visitados del país.

predjama

ARRIBA: Estancias del castillo.

predjama

ARRIBA: Estancias del castillo.

ARRIBA: Estancias del castillo.

Desde salones, hasta la cocina, la lúgubre mazmorra y una de las muchas cuevas que posee el castillo, el visitante puede pasear por las estancias que un día disfrutaron los distintos dueños que a lo largo de su historia han pasado por aquí.

ARRIBA: Escudo de armas de la familia Windischgrätz, últimos propietarios del castillo.

predjama

ARRIBA: Estancias del castillo.

predjama

ARRIBA: Mazmorra y sala de tortura.

Pero el propietario más famoso fue Erasmo de Predjama, al que muchas  leyendas dejan como un héroe y noble caballero y otras le describen como un bandido y ladrón. En cualquier caso, Erasmo fue hijo del Gobernador Imperial de Trieste y un asiduo en la corte de Viena, donde en 1483 mató a un mariscal por mancillar el honor de un difunto amigo. A partir de entonces toda la furia de los Habsburgo, de quien el asesinado era pariente, se le vino encima, y Erasmo tuvo que huir a su castillo y aliarse con el rey de Hungría Matías Corvino.

ARRIBA: Pintura de Erasmo de Predjama.

Erasmo se convirtió en el Robin Hood de la época asaltando a los comerciantes que cubrían la ruta de Trieste a Viena y haciendo la vida imposible a las tropas de Federico III, quién finalmente mando sitiar el castillo de Predjama. Un asedio que duró un año y un día, durante los cuales las tropas de Erasmo utilizaron los pasajes ocultos de las cuevas conectadas con el exterior para abastecerse, desconcertando al ejército imperial, de quien se reía lanzándoles los restos de sus festines.

ARRIBA: Vistas desde la cueva en la parte superior del castillo.

Como en toda guerra las traiciones estaban a la orden del día, y la leyenda cuenta que un sirviente fue sobornado para que avisara cuando Erasmo iba al retrete, situado en una parte del castillo expuesta a los cañones del emperador. Así, mientras Erasmo estaba en el servicio una lluvia de balas de cañón cayó sobre él.

ARRIBA: Recreación del momento en que una bala de cañón alcanza el baño, donde según la leyenda perdió la vida Erasmo.

En el siglo XVI construyeron un nuevo castillo justo encima del anterior edificio con el aspecto que tiene hoy día. Desde entonces el castillo pasó por tres propietarios, el último el príncipe Weriand Windischgrätz ,en 1846, permaneciendo en esta familia hasta finalizada la Segunda Guerra Mundial, cuando las autoridades yugoslavas lo nacionalizaron y convirtieron en un museo.

predjama

ARRIBA: Vista del castillo de Predjama.

Bajo el edificio se encuentra la conocida como cueva bajo el castillo, para la que hay varias entradas naturales que llevan a una extensa red de galerías comunicadas entre sí y distribuidas en varias plantas que alcanzan entre los 570 y 433 metros de altura, que fueron modeladas durante millones de años por el arroyo Lokva. Sólo se ha explorado 13 km de galerías, siendo el segundo sistema de grutas más extenso de Eslovenia y un paraíso para las 12 especies de murciélago que las habitan. Estas cuevas sólo se pueden visitar con la compañía de un guía y equipo especializado.

A finales de 1990 comenzó su restauración siguiendo el estilo del Renacimiento, por lo que se quitaron algunos elementos y se añadieron otros conforme los modelos históricos del siglo XVI. Durante los trabajos, los arqueólogos descubrieron restos de poblados desde hace 150.000 años hasta finales de la Edad de Piedra, además de un tesoro en el sótano que data del siglo XVI, hoy conservado en el Museo Nacional en Ljubljana.

Como todo castillo que se precie, también cuenta con un gran abanico de leyendas paranormales, desde ruidos extraños en las cuevas hasta gritos en las mazmorras, y ha sido escenario de varias películas.

predjama

ARRIBA: Una de las muchas galerías de interior del castillo.

El castillo se puede visitar durante todo el año, pero en mi opinión se disfruta más durante los meses de verano, por la luz, la vegetación y porque se realizan torneos medievales, durante los cuales se recrea el asedio al castillo, y  que otorgan un valor añadido a la visita, que ronda los 14€ con audio en varios idiomas.

ARRIBA: Festival medieval.

ARRIBA: Torneo medieval que se celebra cada año durante el mes de julio.

predjama

ARRIBA: Vistas desde el castillo.

Sin duda el castillo de Predjama es una visita que debería estar en todo itinerario de un viaje a Eslovenia y que además se encuentra a tan solo 9 km de las cuevas de Postojna, otro “must” de la región.

 

Eslovenia, julio de 2011.
Más fotos en la galería.
Puedes seguirme en facebook e instagram.

Sin comentarios

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies